“Laura, la duquesa” y sus cumbias combativas

“Tomada está en la casa, mirando el noticiero y los ferchos resistiendo en el puente de hieerroo” suena la cumbia. La interpreta Laura “la Duquesa” y los ferchos son los trabajadores de la línea 60 que sostuvieron este año un largo conflicto con la patronal y sufrieron varias veces la represión de la Gendarmería.

“La 60 se la banca” se llama la cumbia que esta cantante y compositora de cumbia escribió para colaborar con los choferes. “Primero estuve en un festival cantando a beneficio para recaudar fondos cuando ellos estaban resistiendo atrás del puente de hierro (la terminal de la línea 60 en Constitución está a metros de un puente del ferrocarril Roca, sobre la calle Guanahani) y luego me comuniqué con ellos y me pasaron información más precisa, más detallada sobre la situación. De esas conversaciones salió la letra”.

Hace unos días, Laura, que se autoproduce y no tiene ninguna discográfica atrás, publicó en las redes una nueva cumbia en apoyo de los trabajadores de la gráfica Worldcolor * (“Worldcolor no cierra”) en la que incluso las trabajadoras hacen los coros. “En el caso de Worldcolor directamente hice la letra hablando con los empleados, y a tres de ellas las llevé al estudio de grabación y los coros son de ellas”.

Laura nos cuenta que comenzó de adolescente a dedicarse a la música, que pasó por el metal, un dúo de pop, luego una banda de rock y llegó a la cumbia como bailarina tropical y corista de Alcides. “En las últimas décadas el género tropical fue encasillado en un lugar bizarro y superficial. Lo digo sin bronca hacia mis compañeros, pero sí como una crítica al monopolio que los maneja”, comenta. En este sentido, señala que esto no ocurre “porque los compañeros del género no tengan para dar, sino porque les dicen que si no hacen eso -si no cantan tonterías y están mal vestidos- no venden. Se instaló eso y ahora para desplazar ese modelo van a pasar décadas”. Al parecer cambiar “modelos” es un imperativo que atraviesa lo político, lo social y lo cultural, y sí llevará, al menos, décadas.

“En mi caso me manejo de forma autónoma. Soy compositora, autora, difusora, vendo los shows, y si bien no tengo la cantidad de shows que tienen los artistas que están bajo una oficina masiva, si puedo darme el gusto de ver mis horarios y dónde y con quién trabajar. Es una ventaja”, señala la Duquesa, demostrando que la movida independiente (o “indie”) no termina en el rock.

Descargar

 

Cumbia “al servicio de las luchas”

“No quieren más conflicto, sólo quieren laburar,
dónde está el sindicato que los tiene que apoyar.
Se morfan los subsidios y a la hora de mediar/ los rajan.

53 familias no tienen para comer
340 bondis se quedaron sin chofer,
miles de pasajeros que no se pueden mover, / no viajan.

Segunda voz: Tocan a uno tocan a todos, la 60 se la banca”.

En un género manoseado como el tropical es interesante encontrar estas letras que expresan un conflicto popular y de la clase trabajadora. La Duquesa también tiene títulos que denuncian la violencia de género. La ex-bailarina de Alcides declara: “la cumbia me gusta mucho. Últimamente decidí utilizarla como una expresión popular que es lo que debe ser. Estoy satisfecha con el resultado de las cumbias de Worldcolor y “La 60 se la banca” porque fueron útiles, que eso es lo importante”. “La opresión es un tema que en general circunda mis letras o mis poesías, la opresión laboral, la de la violencia de género, la opresión es un tema que me atrae particularmente”. La Duquesa no se ve como “una chica progre que se proletarizó” (tómese en broma), por el contrario, parece más una chica de barrio que se vio reflejada en el espejo de sus vecinos y compañeros de clase, y pudo encontrar lo mejor de un género popular que es contar lo que el pueblo siente, y no lo que el poder demanda: distracción y entretenimiento vacío. A bailar la cumbia combativa.

 

Más información

 

Notas relacionadas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *